Seguinos

Salud

Qué sustancias tóxicas contienen los cigarrillos

Qué sustancias tóxicas contienen los cigarrillos
Se estima que el tabaco puede matar aproximadamente a la mitad de las personas que lo consumen.

La nicotina es una de las principales responsables detrás esta adicción, que cada año se cobra la vida de más de 8 millones de personas. Sin embargo, en todos los productos que contienen tabaco también pueden encontrarse otros químicos que son nocivos para la salud.

Cuáles son los efectos del tabaco en el organismo
El tabaco se puede fumar, ya sea en cigarrillos, cigarros, o pipas, o masticar, mediante productos como el rapé (que también se puede aspirar), dip o snus.

Otra forma de consumo que trajo consigo el nuevo milenio son los cigarrillos electrónicos, un sistema creado en China en 2004 que utiliza una batería para calentar una solución líquida y convertirla en vapor.

Recurriendo a cualquiera de estas opciones, se expone al cuerpo a la nicotina, un alcaloide que por sus efectos adictivos dificulta abandonar el hábito.

Cómo impactan las adicciones la vida de un adolescente

Cuando la nicotina ingresa al organismo, es rápidamente absorbida por el torrente sanguíneo, donde comienza a estimular a las glándulas adrenales para que liberen la hormona epinefrina, mejor conocida como adrenalina.
Esto provoca una sobreestimulación del sistema nervioso y ciertos efectos fisiológicos:

Liberación de dopamina en las áreas de placer y motivación del cerebro, por eso, suele afirmarse que se siente un efecto similar al que ocurre cuando las personas toman otro tipo de drogas, como la cocaína o heroína.

Aumenta la frecuencia cardíaca, el consumo de oxígeno del músculo cardíaco, y los niveles de presión arterial, por lo que se la vincula con un mayor riesgo de ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares.

Se la relaciona con un mayor riesgo de sufrir diabetes, ya que afecta la producción de insulina por parte del páncreas, favoreciendo los “picos” de azúcar en sangre.

Puede aumentar los niveles de betaendorfina, una hormona que actúa como moderadora del dolor, reduciendo la trasmisión y eficacia de estímulos sensoriales. Esto también ayuda a aliviar la ansiedad.

Debido a que aumenta la actividad de los neurotransmisores acetilcolina y la noradrenalina, se cree que puede mejorar la memoria y la concentración. Sin embargo, esa sensación de alerta o vigilia puede desencadenar en euforia.

Compartir