Seguinos

Tucumán - Policiales

Reconocen a dos policías por sus acciones ejemplares en la vía pública

Se trata de la agente Rocío Milagros Leguizamón, de 23 años, y el sargento Angel Silvera, de 38 años

Una agente del Programa Cuadrantes de Patrulla y un sargento de la División Patrulleros del 911 fueron recibidos este martes por el Secretario de Seguridad, Luis Ibáñez, el Subsecretario, José Ardiles, y la Subsecretaria de Coordinación Institucional e Interjurisdiccional, Mariela Martín Domenichelli, en reconocimiento de acciones ejemplares que ambos protagonizaron en la vía pública cumpliendo su servicio a la comunidad.

Se trata de la agente Rocío Milagros Leguizamón, de 23 años, y el sargento Angel Silvera, de 38 años.

“Por disposición del ministro Claudio Maley, recibimos a los dos empleados policiales que se han destacado por sus acciones. La empleada Leguizamón fue atropellada por un agresor que arremetió contra ella y puso en riesgo la vida no tan solo de la agente sino también de otras personas que se encontraban en el lugar. En el caso del sargento Silvera, él pudo contribuir para que una señora que había perdido sus ahorros en la vía pública pueda recuperarlos. Si bien es cierto que el personal policial siempre actúa en situaciones en las que pone en riesgo su vida, queremos destacar estas dos acciones que son ejemplo para la institución”, resaltó Ardiles, acompañado por el director del Programa Cuadrantes de Patrulla, Comisario Inspector Jorge Mastafá, quien también participó del encuentro.

Mientras realizaba recorridos por la zona de calle Suipacha y avenida Sarmiento durante la noche del domingo, la agente del programa de Cuadrantes de Patrulla salió a defender a una mujer y fue atropellada por el agresor.

“Ante el llamado de una chica que pedía ayuda porque un agresor estaba violentando a una mujer en un bar, llegué rápidamente al lugar. En ese momento, el hombre salió corriendo, subió a su vehículo y directamente me llevó por delante y me tiró a la calle. Luego, subió a la vereda, donde había otras personas; cuando vio que estaba parada otra vez, a los cinco metros, hizo marcha hacia atrás y quiso volver a atropellarme, a toda velocidad. Me aseguré que no haya gente, y saqué mi arma reglamentaria -que era la única defensa que tenía en ese momento- para dispararle a la rueda. Luego, el hombre huyó pero los motoristas del 911 lograron atraparlo en la zona de Plazoleta Mitre”, contó en detalle la agente, quien sufrió como consecuencia lesiones en las piernas y la cadera.

Cabe recordar que el hombre de 34 años quedó aprehendido por intento de homicidio, lesiones y otros delitos.

“Pude defender mi vida y la de los demás, gracias a la confianza que nos dan los jefes, ellos nos enseñan a sentirnos seguros para enfrentar este tipo de situaciones. Si tendría que hacerlo otra vez para defender mi vida y la de otras personas, lo volvería a hacer”, expresó la joven policía.

Por su parte, Silvera, quien lleva 17 años en la fuerza, logró recuperar los ahorros que había perdido una mujer en la vía pública, precisamente en calle Junín primera cuadra, el viernes pasado. “Ese día, vi a una mujer cuando descendía de su vehículo, segundos después un muchacho se acercó y levantó algo de la calle. Luego, la mujer volvió a buscar algo que se le había perdido. Ahí relacioné las secuencias anteriores y busqué a ese muchacho logrando que devuelva una suma importante de dinero que le pertenecía a la mujer”, describió el sargento, quien, además, resaltó el trabajo de sus compañeros del 911 que salen todos los días a la calle y arriesgan su vida.

“Siempre les decimos a los jefes policiales que más allá del control, el empleado policial se tiene que sentir acompañado en su labor diaria y en cuestiones en las que no sabe cómo actuar. En ese sentido, su rol es guiarlo y decirle cuál es el camino en el trabajo que debe realizar en su servicio a la comunidad”, concluyó Ardiles.

Compartir