Seguinos

02/01/2021

Remedios herbales contra problemas respiratorios

Los problemas para respirar pueden ser síntoma de muchas afecciones de los pulmones y las vías respiratorias, desde un simple resfrío común hasta una condición de cuidado como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Aunque distintas, estas afecciones comparten algunos síntomas, por ejemplo la tos y la dificultad para respirar.

Además de las terapias médicas para enfrentar estas condiciones temporales, de larga data o crónicas, la naturaleza ofrece una buena legión de opciones para ayudar a combatir algunos de sus síntomas más incómodos.

Las hierbas más populares para problemas respiratorios son:

Ginseng (Panax quiquefolius)
Un estudio de 2020 analizó el rol de esta planta en el alivio de las infecciones microbianas del tracto respiratorio. Concluyó que si bien hacen falta más estudios para observar el funcionamiento molecular del ginseng en las vías respiratorias, esta planta ha demostrado actuar aliviando este tipo de infecciones.

La investigación explica que la exposición ambiental a partículas finas en el aire contaminado es el principal factor de riesgo de disfunción pulmonar.

Esta exposición puede alterar el desarrollo tanto de la función inmunológica como de la mecánica pulmonar, incluido un impacto adverso sustancial en la salud, principalmente en niños en crecimiento y pacientes inmunodeprimidos.

Salvia (Salvia officinalis)
En forma de aceite o infusiones, esta hierba se ha utilizado desde tiempos antiguos para ayudar a pacientes con tos y problemas en los pulmones a respirar mejor.

Un estudio de 2014 explica que el té de salvia se ha utilizado tradicionalmente para el tratamiento de trastornos digestivos y circulatorios, bronquitis, tos, asma, angina, inflamaciones de boca y garganta, depresión, sudoración excesiva, enfermedades de la piel y muchas otras enfermedades.

Los aceites se han utilizado en el tratamiento de una amplia gama de enfermedades como las del sistema nervioso, el corazón y la circulación sanguínea, el sistema respiratorio, el sistema digestivo y las enfermedades metabólicas y endocrinas.

Compartir

Noticias relacionadas