Salones de fiesta anunciaron que abrirán y que resistirán los controles de la Policía

Este fin de semana, a pesar de las restricciones, los salones de fiesta decidieron que abrirán sus puertas en modo bar. Más grave aún, advirtieron que no permitirán que las autoridades los obliguen a cumplir con la ley.

Empresarios y trabajadores de salones de fiestas, eventos y afines, anunciaron este viernes que violarán el confinamiento dispuesto por el presidente Alberto Fernández para todo el país, y que fue adherido por el gobierno provincial. Como argumento esgrimieron “la necesidad imperiosa de trabajar” para sostener los puestos de trabajo.

“Mañana abrimos a modo bar. A pesar de la restricción, vamos a abrir porque tenemos una necesidad imperiosa de trabajar. El gobierno no nos está ayudando. Le dieron un beneficio a los gastronómicos y a nosotros no nos incluyen”, anunciaron esta mañana en una conferencia de prensa que brindaron varios propietarios.

Aseguran que tampoco les dieron ningún beneficio desde el municipio de la capital, como si lo hicieron con los locales gastronómicos. Ante esta situación, advierten que peligran unos 10 mil puestos laborales y la continuidad de los alrededor de 200 salones de fiesta que hay en la provincia.

“No damos más, no nos dan ningún tipo de solución, no tenemos como subsistir y ante eso tenemos que abrir nuestras puertas”, señalan. Y advierten que no cerrarán ante los controles policiales. “Si la policía nos va a controlar, vamos a defendernos”, sentenciaron.

Compartir