Seguinos

Policiales

Se resistió a un asalto y mató al ladrón de una puñalada en el pecho

Se resistió a un asalto y mató al ladrón de una puñalada en el pecho
El delincuente tenía 20 años y había dejado la cárcel hace algunas semanas.

Un llamado al 911 cerca de las 3 de la madrugada del lunes advirtió sobre un incidente ocurrido en Villa Celina, partido de La Matanza. Cuando los efectivos llegaron al lugar se encontraron con el cuerpo de un joven de unos 20 años con un cuchillo clavado en el pecho.

La declaración de un testigo en la escena del crimen que aseguró que conocía al joven asesinado ayudó a identificar rápidamente a la víctima. De acuerdo a su testimonio, se trataba de Brian Palavecino, quien había salido hace poco tiempo de la cárcel y era habitual que les robara a los vecinos del barrio.

Al parecer, la carrera delictiva del expresidiario terminó abruptamente cuando en el cruce de las calles 6 y 11 eligió al azar a un hombre y cuando intentó asaltarlo, éste se defendió con un arma blanca y el ataque resultó letal.

Palavecino murió prácticamente en el acto mientras el vecino, un hombre de nacionalidad paraguaya, se alejó del lugar. Le dejó el cuchillo clavado en el cuerpo.

En principio, la causa fue caratulada como “homicidio” y los investigadores trabajan intensamente en la zona para dar con el agresor, que permanece prófugo.

El hombre que mató al ladrón en La Matanza ¿actuó en legítima defensa?
El hombre que mató al ladrón habría actuado en legítima defensa. De acuerdo a la ley argentina, esto se refiere a cuando una persona provoca un daño para resguardar sus propios derechos o los de los terceros.

En distintos artículos del Código Penal se detalla a la legítima defensa como una excepción a un hecho que normalmente sería penado por la ley pero en casos particulares surge como la acción de defender a otras personas o defenderse a uno mismo.

También cabe destacar que la respuesta al ataque debe ser proporcional y racional y es en este punto donde la Justicia debe determinar si la persona cometió un exceso o no en su derecho a defenderse.

Compartir