Seguinos

Sociedad
08/10/2022

Según un estudio, la soledad nos hace envejecer más rápido que fumar

Según un estudio, la soledad nos hace envejecer más rápido que fumar
Científicos estadounidenses y chinos analizaron los factores psicológicos negativos que tienen gran impacto en el reloj biológico.

La soledad y la infelicidad son peores para la salud que el tabaquismo, según un sorprendente estudio. Los investigadores descubrieron que las emociones negativas aceleran los relojes biológicos de las personas más que el tabaco. El sentimiento de soledad, infelicidad y desesperanza añade un año y ocho meses más a la edad de una persona, cinco meses más que el tabaco.

Los daños en el reloj biológico del cuerpo aumentan el riesgo de padecer Alzheimer, diabetes, enfermedades cardíacas y otras dolencias, según las investigaciones. Los expertos creen que la inflamación crónica causada por el descontento provoca daños en las células y los órganos vitales.

Hasta un tercio de los estadounidenses se sienten “seriamente” solos, según un estudio de Harvard de 2021, mientras que alrededor del ocho por ciento sufre una depresión grave cada año.

Laurie Theeke, decana asociada del programa de doctorado en enfermería de la Universidad George Washington, que no participó en el estudio, declaró a Daily Mail que “no es ninguna sorpresa” que la soledad provoque un envejecimiento más rápido que el tabaquismo.

“Llevo estudiando esto desde 2002, y hay muchos conjuntos de datos nacionales que demuestran que la soledad conduce a una vida más corta, a una mayor mortalidad y a más comorbilidades, así que esto no me sorprende en absoluto”, sostuvo.

Según ella, las personas solitarias tienden a tener mayores niveles de inflamación y ansiedad que los demás, y también son menos activas, lo que contribuye a empeorar su salud.

Todo el mundo tiene una edad cronológica, es decir, los años y meses exactos que lleva de vida. Pero las personas también tienen una edad biológica, que calcula el deterioro del organismo en función de factores como la sangre, el estado de los riñones y el índice de masa corporal (IMC).

Los investigadores de la Universidad de Stanford, en California, y de la empresa Deep Longevity, de Hong Kong, se basaron en los datos de 12.000 adultos chinos.

Los participantes eran de mediana y avanzada edad y alrededor de un tercio tenía una enfermedad subyacente importante, como una enfermedad pulmonar, un cáncer o haber sobrevivido a un accidente cerebrovascular.

Utilizando muestras de sangre, encuestas y datos médicos, los expertos generaron un modelo de envejecimiento para predecir la edad biológica de los participantes. A continuación, emparejaron a los participantes por edad cronológica y sexo, y compararon sus resultados para establecer cuáles envejecían más rápido.

Los resultados -publicados el martes en la revista Aging-US- mostraron que sentirse solo o infeliz era el mayor predictor de un declive biológico más rápido. Le seguía el tabaquismo, que añadía un año y tres meses a la edad de la persona. También descubrieron que ser hombre añadía cinco meses.

Vivir en una zona rural aumentaba la edad en cuatro meses, lo que, según los científicos, puede deberse a unas condiciones laborales más duras, como las de las fábricas, y a un menor número de hospitales y consultas médicas.

El hecho de no haberse casado nunca -lo que se ha relacionado desde hace tiempo con una muerte prematura- aumentó la edad en casi cuatro meses.

El coautor del estudio, Manuel Faria, investigador de Stanford, afirmó: “Los estados mentales y psicológicos son algunos de los predictores más sólidos de los resultados de salud -y de la calidad de vida- y, sin embargo, se han omitido en la atención sanitaria moderna”.

El estudio sólo tuvo en cuenta a los adultos de mediana y avanzada edad, por lo que no está claro si los resultados se trasladan a grupos de menor edad. Los científicos tampoco preguntaron a los participantes cuántos cigarrillos fumaban al día.

Los resultados pueden parecer sorprendentes, pero existen investigaciones anteriores que ya habían apostado por esta línea. Es el caso de un metaanálisis realizado por un equipo de la Universidad Brigham Young (Utah, EEUU) que comparó los efectos de la soledad y el aislamiento con el tabaco, de cara a tener un mayor riesgo de mortalidad. Según concluyeron, estos eran equiparables a fumar 15 cigarrillos al día.

Compartir