Seguinos

Seis claves de la revolucionaria carrera sprint que la Fórmula 1 estrenará este fin de semana en Silverstone

¿Cuál es su formato? ¿Qué pasará con la pole positions? ¿Entregará puntaje o no? Todas las respuestas de la competencia que debutará este sábado. El detalle vintage que recibirán los tres primeros

En un autódromo lleno de historia para la Fórmula 1 como lo es Silverstone, donde se corrió la primera carrera de la Máxima el 13 de mayo de 1950, este sábado se desarrollará por primera vez una competencia corta llamada sprint y que será clasificatoria para la principal del domingo para el Gran Premio de Gran Bretaña, décima fecha de la temporada. Servirá para brindarle al público un entretenimiento más en el fin de semana y genera expectativas de un buen espectáculo, ya que otorgará puntaje.

Primero hay que aclarar que la F1 ya corrió los días sábados. Por ejemplo aquella inicial hace 71 años o una carrera muy recordada para los argentinos como la del 17 de octubre de 1981 en Las Vegas, donde Carlos Alberto Reutemann perdió el título a manos del brasileño Nelson Piquet.

Este fin de semana se permitirá un aforo completo en el escenario emplazado en una ex base aérea de la Segunda Guerra mundial. Es uno de los circuitos clásicos de la F1 como Monza (Italia), Spa-Francorchamps (Bélgica), Montecarlo (Mónaco), Suzuka (Japón), Paul Ricard (Francia), y los alemanes de Hockenheim y Nürburgring.

Se esperan 140 mil personas, algo en lo que no está de acuerdo el piloto de Mercedes, Lewis Hamilton (más allá de ser local), quien dijo en la previa que “pongo las noticias, y las he estado viendo estos días, y sé que los índices en el Reino Unido han aumentado porque la gente se está soltando un poco, y no todo el mundo está vacunado. Me preocupa la gente. He leído que la vacunación es buena, que hay menos gente hospitalizada. Pero no sé. Me parece un poco prematuro”.

La carrera sprint es una apuesta de la empresa que maneja los derechos comerciales de la Máxima, Formula One Management (FOM), y de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

Su formato. Será a 17 vueltas y con una extensión de 100 kilómetros, un tercio de lo que es un Gran Premio convencional como el que se disputará el domingo. No será obligatorio hacer paradas en los boxes, pero eso lo determinará cada escudería según sus estrategias.

Cronograma. El viernes habrá entrenamiento libre de una hora (10:30-11:30 hora de la Argentina) y una clasificación (14:00-15:00) que contará con Q1, Q2 y Q3, como siempre, que configurará la grilla de partida del sábado. Ese día se realizará un segundo entrenamiento (8:00-9:00) y la carrera sprint (12:30-13:00) cuyas posiciones armará el orden para la competencia principal del domingo (11:00).

Puntaje. El ganador obtendrá tres puntos, el segundo se llevará dos y tercero, uno. El resto de los pilotos no sumará, aunque tendrán como objetivo terminar lo más adelante posible ya que, según cómo lleguen el sábado, largarán el domingo.

Vuelve un clásico. Sin bien no habrá podio después de la carrera sprint, los tres primeros recibirán una corona de laureles personalizada en reconocimiento al mérito en dicha competencia. El trío dará un giro de luego de la carrera que se llamará “Desfile de la Victoria”.

Con ello se vuelve a una tradición de antaño, un detalle del automovilismo que fue quitado porque las coronas de laureles tapaban a los patrocinantes que están en los buzos antiflamas de los corredores.

¿Qué pasará con la pole positions? Según Stefano Domenicali, director ejecutivo de FOM, el vencedor de la carrera sprint será el autor de la pole positions en Silverstone.

¿Se repetirá? Se trata de un ensayo que se repetirá en Monza, Italia, y la otra donde se haría es en Interlagos, Brasil, aunque está por confirmarse. Habrá que ver cuál es la reacción de la gente, de quienes estén en el circuito y de los millones de telespectadores.

En tanto que el ambiente ya conoce de las carreras sprint. La Fórmula 2 y la Fórmula 3, teloneras y promocionales de la Máxima, corren una carrera corta y una larga cada fin de semana.

Aunque la incógnita es, por caso, cómo responderán los pilotos a la hora de intentar una maniobra de sobrepaso, sabiendo que ante un eventual toque o mayor consecuencia, al otro día está la carrera principal. Si el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), sólido líder del campeonato con 32 puntos de ventaja sobre Hamilton, no larga primero, ¿saldrá a arriesgar sabiendo que solo hay tres unidades en disputa para el vencedor?

Aunque el aliciente que puede tener Verstappen es que este fin de semana habrá 29 puntos en juego como máximo: 25 para el ganador de la carrera del domingo, 3 para el vencedor de la sprint y 1 para el auto del récord de vuelta de la prueba dominical. En caso de que el neerlandés no sume nada, mantendrá el liderazgo en el torneo.

Todo dependerá de la repercusión de los fanáticos y las redes sociales arderán el sábado. Según la respuesta popular, tanto la FOM como la FIA analizarán la posibilidad de incluir este formato en todas las carreras del calendario 2022. Aunque hay un detalle: si se pretende respetar el límite presupuestario de 145 millones de dólares anuales, agregando una carrera se generará un gasto extra.

“El formato sprint es nuevo y emocionante, así que pensamos que era importante dar con momento posterior a la clasificación algo que fuera igual de especial. El momento reconoce siete décadas de historia en el deporte y lo combina con un giro moderno, muy similar a la clasificación al sprint”, destacó Alex Molina, director de espectáculos de los eventos en F1.

Si resulta un éxito, Ross Brawn, director técnico de la F1, dijo que podría ampliarse hasta media docena de carreras en el futuro. Pero Brawn subrayó que la F1 no se “venderá” y concederá las carreras sprint al mejor postor, asegurándose de que sólo se utilicen en circuitos que ofrezcan un buen espectáculo a los aficionados.

Por otro lado, el propio Hamilton dejó en claro que no está de acuerdo con esta novedad. “Será un tren, probablemente. Espero que haya algunos adelantamientos, pero lo más seguro es que no sea muy emocionante”.

En sintonía con el séptuple campeón mundial, el español Carlos Sainz (Ferrari) sentenció que “hacer 17 vueltas con el mismo juego de neumáticos nos debería permitir empujar más y tener más diversión. Pero también sabemos que, cuanto más empujamos, más difícil es adelantar también. No es un secreto”.

Uno que se mostró a favor es el italiano Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo): “Son solo 100 kilómetros, no son muchas vueltas. No creo que sea un problema. Pero se lo diré el sábado por la noche en Silverstone”,

La verdad se conocerá cuando arranque la competencia sprint. Los ojos del mundo estarán sobre este tipo de competencia, que por primera vez utilizará la F1 en sus 71 años de historia.

Compartir