Seguinos

Siguen los escándalos en el seleccionado de Francia

El último campeón del mundo se despidió en los octavos de final del torneo al caer por penales ante Suiza, en un partido que ganaba 3-1 a falta de 10 minutos

La eliminación de Francia de la Eurocopa ha desatado graves conflictos en el seno del seleccionado. La derrota desnudó varios conflictos internos que hasta ese momentos estaban escondidos y que de a poco se han empezado a conocer. Ahora, la prensa gala develó una fuerte discusión en el vestuario que tuvo al menos tres protagonistas.

Según publicó Le Parisien, los ánimos se caldearon cuando Benjamin Pavard le recriminó a Raphael Varane que Paul Pogba no estaba haciendo suficiente esfuerzo para marcar durante el partido ante Suiza, cuando el equipo estaba ganando 3-1. El jugador del Manchester United había marcado un gran gol desde afuera del área y según el lateral, desde entonces había dejado de ayudar en la parte defensiva.

Varane le pidió entonces a Pogba que colabore más para recuperar la pelota. Pero el mediocampista no se tomó bien estas palabras y encaró directamente a Pavard: “¿Qué dijiste?”. El lateral respondió con insultos y entonces ambos protagonizaron un tenso cruce. En el vestuario, Pogba le habría pedido perdón a Varane por su reacción, según señala el periódico francés, pero no se disculpó con Pavard.

Este conflicto se suma a la tensa relación que habría entre Antoine Griezmann y Kylian Mbappé. Varios portales galos han indicado que los delanteros no tienen demasiado diálogo y que si bien no han discutido nunca el rencor existe. El inicio de este malestar se debería a que la joven estrella del París Saint-Germain (PSG) se habría puesto celoso del rol del delantero azulgrana en el equipo, según señaló L’Equipe. Esto generó que varios de los referentes tuviesen una charla con él para calmar la situación.

Todo esto se agrega a la pelea entre familiares de Adrien Rabiot, Pogba y Mbappé que sucedió en las gradas del Puskás Arena tras la eliminación de Francia ante Suiza por penales. Las cámaras de televisión y un testigo fueron claves para contar cómo la madre de Rabiot increpó a los familiares de los otros jugadores y les recriminó por las actitudes de los futbolistas dentro del campo.

Vale recordar que el campeón del mundo se despidió en octavos de final de la Eurocopa luego de perder un partido en le que ganaba por 3 a 1 cuando restaban 10 minutos para el final. Esa manera de despedirse provocó un clima de tensión en el equipo que hasta el momento se disimulaba con las victorias.

Compartir