Seguinos

Síntomas de problemas en el páncreas

El páncreas es una glándula ubicada en el abdomen superior, que mide unas 6 pulgadas (15 cm). Tiene una forma de pera y está rodeada por el estómago, el intestino delgado, el hígado, la vesícula biliar y el bazo. Es una glándula endócrina y exócrina que t

Las afecciones del páncreas incluyen la pancreatitis aguda, la pancreatitis crónica, y la pancreatitis hereditaria. La más grave es, por supuesto, el cáncer. Son difíciles de diagnosticar por la localización de esta glándula, que parece estar escondida, rodeada por otros órganos del sistema digestivo.

Pancreatitis aguda. Es un ataque súbito provocado por una inflamación del páncreas y en general aparece junto con un dolor grave en la parte superior del abdomen que puede durar días. Otros síntomas de este ataque pueden ser: náuseas, vómitos, hinchazón, diarrea y fiebre. Otras razones por las cuales pueden presentarse son:

Consumo crónico de alcohol

Ciertas condiciones hereditarias

Ciertos medicamentos

Anormalidades hormonales

Infecciones

Otras menos conocidas

Se trata con medicación y la mayoría de las personas se recupera por completo.

Pancreatitis crónica. Es un desorden progresivo, un proceso conocido como destrucción del páncreas que se presenta mayormente en hombres entre los 30 y 40 años. Suele diagnosticarse de manera tardía ya que se confunde con la pancreatitis aguda. Los síntomas más comunes son dolor abdominal y diarrea. Estos síntomas pueden generar con el tiempo pérdida de peso y malnutrición. Si la destrucción es casi completa, la persona puede desarrollar diabetes mellitus.

En los Estados Unidos, la causa más frecuente de pancreatitis crónica es el consumo excesivo de alcohol, aunque para muchos pacientes que no beben, la causa puede ser desconocida.

En general, el tratamiento consiste en apoyo nutricional y en el manejo del dolor.

Dejar de beber es un paso sine qua non para mejorar.

Pancreatitis hereditaria. Hay casos en los que los problemas en el páncreas se presentan por anormalidades congénitas en esta glándula o en el intestino. Si los ataques de pancreatitis aguda aparecen temprano en la vida pueden volverse crónicos.

Compartir