Seguinos

¿Tienes una malla vaginal? Cuándo consultar al médico

El prolapso de órganos pélvicos (POP) conocido comúnmente como vejiga caída es una condición que afecta alrededor del 3 al 11% de las mujeres en EE.UU.

El POP causa que órganos como el recto o la vejiga se salgan a través de las paredes de la vagina.

¿Cuáles son los síntomas de la caída de la vejiga?
-Sensación de una bola o presión en la vagina.

-Incontinencia o sensación de no haber orinado por completo.

-Estreñimiento o sensación de no haber evacuado por completo.

-Temor a lastimarse o tener una pérdida de orina durante las relaciones sexuales.

Factores de riesgo de la caída de la vejiga
La obesidad, haber tenido muchos embarazos, la edad avanzada y la cirugía en la que se quita la matriz son factores de riesgo para presentar POP.

Tratamiento de la caída de la vejiga
Muchas mujeres son tratadas con manejo médico, que incluye hacer ejercicios de Kegel y utilizar pesarios, que son dispositivos de silicón que se colocan en la vagina y dan soporte a los órganos pélvicos.

Algunas pacientes no mejoran con las medidas más conservadoras y deben someterse a una cirugía.

Existen varios procedimientos y uno de ellos consiste en colocar una malla para reforzar los músculos de la pelvis y evitar que estos caigan a la vagina.

Sin embargo, los fabricantes de las mallas vaginales no pudieron demostrar que estos dispositivos son mejores que la cirugía sin malla.

Además, muchas mujeres presentaron problemas graves después de la colocación de la malla vaginal, como dolor al tener relaciones sexuales y flujo.

La Food and Drug Administration solicitó que los fabricantes de mallas vaginales las retiraran del mercado debido a que ofrecen más riesgos que beneficios.

Si le colocaron una malla vaginal y tiene síntomas debe acudir con su médico a valoración.

Compartir