Seguinos

Tres “motochorros” atacan a una adolescente y la despojan del celular frente a una capilla

La jovencita, de 16 años, regresaba a su casa desde su amiga. “Dulcero” la abordó con el rostro descubierto.

El juez de Control y Garantías de la ciudad de Añatuya, departamento General Taboada, Álvaro Mansilla, dictó la prisión preventiva de un joven apodado “Dulcero”, a quien una adolescente acusó de atacarla y despojarla de su celular, en complicidad con otros dos “motochorros”.

Según la investigación que lleva adelante la fiscal Alejandra Sobrero, el golpe fue perpetrado el 20 de junio, alrededor de las 21, mientras la jovencita -de 16 años- caminaba frente a la capilla Sagrada Familia, deslizaron los voceros policiales.

Descenso y ataque

Tres individuos descendieron de una motocicleta y la rodearon.

Solo uno la abordó y le apoyó un hierro que ella asumió un arma de fuego y la despojó de su celular. El desconocido actuó con el rostro descubierto, se supo luego.

Merced a los detalles provistos por la damnificada, a los pocos días los investigadores identificaron a “Dulcero”, de 24 años, a quien la fiscal atribuyó cargos por “robo calificado en despoblado y en banda”, reprimido con penas mínimas y máximas de 10 años de cárcel.

Allanamientos

Los policías concretaron allanamientos y secuestraron la ropa que “Dulcero” llevaba puesta aquella jornada, acentuado el 1 de julio con el reconocimiento del imputado, a cargo de la adolescente en un procedimiento coordinado por la funcionaria.

Ahora, la fiscal instó al magistrado a extender la detención de “Dulcero”. Por el contrario, la defensa, a cargo de María Eugenia Copede, exhortó al juez a desestimar la medida, por considerar que el operativo distó de la debida legalidad y/o formalismo.

Finalmente, el juez Mansilla extendió el encierro de “Dulcero”, cuya prisión preventiva refrendó por ocho meses, enfatizaron las fuentes judiciales.

Compartir