Política

Un colegio advertía que los alumnos serían tratados "según su sexo de nacimiento"

Un colegio advertía que los alumnos serían tratados “según su sexo de nacimiento”
El Instituto Timoteo de Salta intentaba impedir el ingreso o permanencia de niños y niñas que hubieran cambiado su identidad de género.

Luego de la polémica que se generó cuando salió a la luz el polémico formulario de admisión, el Instituto Timoteo de Salta debió retirarlo. Allí dejaban asentado que los docentes de la institución tratan a los alumnos de acuerdo “al sexo con el que nacieron” y que se daría el pase a quien no lo acepte.

Desde el Ministerio de Educación provincial informaron que se retiró el instrumento, por el cual se intentaba impedir el ingreso o permanencia de niños y niñas que hubieran cambiado su identidad de género, y se preocuparon por difundir que “no hubo una denuncia” formal por el tema.

El colegio evangelista, ubicado en la ciudad de Cerrillos, quedó en el centro de las críticas cuando se difundió un escrito dirigido a las familias que quisieran inscribir a sus hijos en el que se advertían que a los alumnos se los trata “de acuerdo con su sexo al nacer”, y se les exigía a los tutores dejar asentado si estaban de acuerdo.

Además, se les avisaba a las familia que debían comprometerse a “trabajar con la institución para buscar el pase” si el niño o los padres cambiaban de punto de vista sobre el tema.
Ante esto, una familia realizó la denuncia ante el Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) y al reclamo se le sumó Amnistía Internacional, que impulsó una campaña nacional de rechazo.

Desde el Inadi Salta indicaron que intervinieron y se comunicaron con la institución y con el Ministerio de Educación para que garanticen la aplicación de la ley nacional que garantiza el derecho a la identidad de género, informó el Tribuno de Salta.

Sin embargo, desde la cartera educativa aclararon que se comunicaron con la institución y les dijeron que: “El colegio se mostró muy preocupado sobre cuál era la situación. Estuvimos hablando con el representante legal, que nos comentaba que el colegio es cristiano”. También, aseguraron que “no se hacen acciones discriminatorias”, pero al mismo tiempo admitieron que le daban a los padres el formulario de prescripción en el que se incluían advertencias sobre el pase para alumnos que no aceptaran “ser tratados de acuerdo con su sexo al nacer”.

Finalmente, desde la institución decidieron reemplazar el formulario y enviaron una nota de disculpas “a cualquiera que se haya sentido ofendido”.

Compartir