Seguinos

Una extraña helada golpea el corazón cafetalero de Brasil y daña cultivos

Una inusual ola de frío, con temperaturas que descendieron a punto de congelación en cuestión de minutos, asestó un golpe al corazón del cinturón cafetero de Brasil, dañando los árboles y perjudicando las perspectivas de la cosecha del próximo año, dijero

Los productos agrícolas de todo el hemisferio occidental se han visto golpeados durante toda la temporada por unas condiciones meteorológicas inusualmente adversas, ya sean inundaciones o sequías extremas.

Brasil es el mayor productor mundial de café, ya que su clima es el más propicio para la producción de los granos. Los precios del café subieron casi un 14% en respuesta a las heladas, acercándose a los máximos de cuatro años y medio.

La repentina helada ocurrió mañana del 20 de julio. Agricultores, intermediarios y analistas evaluaban el miércoles sus cosechas tras los informes de que la ola de frío fue mucho más fuerte de lo esperado.

“Nunca había visto algo así. Sabíamos que iba a hacer frío, estábamos haciendo un seguimiento, pero las temperaturas bajaron de repente varios grados cuando ya era de madrugada”, dijo Mario Alvarenga, un productor de café con dos fincas en el sur de Minas Gerais, el mayor estado productor de Brasil.

Los agricultores compartieron fotos de sus cultivos, en los que se veían grandes zonas negras en lugares en los que deberían verse manchas verdes oscuras que marcan los cafetos.

“Probablemente tendré que quitar unos 80.000 árboles, están quemados hasta el fondo”, dijo Airton Gonçalves, que cultiva 100 hectáreas de café en Patrocinio, en la región del Cerrado de Minas Gerais.

“Ayer (martes) iba a la finca y un sensor del camión empezó a alertarme sobre el hielo en la carretera. Pensé que el sistema se había vuelto loco. Pero cuando llegué a la granja, estaba cubierta de hielo, los tejados, los cultivos”.

Compartir