Seguinos

Policiales
03/01/2022

Una niña de 11 años fue abusada y asesinada de 10 puñaladas en la noche de Año Nuevo

Una niña de 11 años fue abusada y asesinada de 10 puñaladas en la noche de Año Nuevo
Este lamentable episodio de violencia contra las infancias sucedió en la localidad de Media Agua, provincia de San Juan.

En la localidad sanjuanina de Media Agua una niña de 11 años fue abusada sexualmente y luego asesinada de 10 puñaladas en la noche de Año Nuevo. El principal sospechoso del femicidio es Juan Carlos Rodríguez, uno de los primos de la víctima que ya fue detenido.

La víctima fue identificada como Yocelín Ailén Rodríguez y su cuerpo fue hallado cerca del mediodía de este sábado por una de sus primas en una zona descampada, ubicada en la calle Quiroga y la Ruta 10, a 100 metros de su vivienda.

Fuentes judiciales confirmaron que la menor presentaba signos de abuso sexual y 10 puñaladas en el cuello. Cerca de donde estaba el cuerpo la Policía encontró una cuchilla enterrada entre los pastizales y creen que podría ser el arma homicida.

Los restos de la niña fueron enterrados esta tarde en el cementerio municipal de Media Agua, mientras que vecinos autoconvocados por WhatsApp organizan una marcha en reclamo de justicia para mañana.

Según lo que pudieron reconstruir los investigadores, el episodio comenzó la noche de Año Nuevo cuando Yocelín fue a dormir a la casa de sus primas. Al día siguiente, otras primas fueron a buscarla, pero su padre les dijo que se había ido a dormir a lo del tío de la niña. El problema es que cuando llegaron, ella ya no estaba en la vivienda.

En ese momento, la familia decidió buscarla y luego de varias horas de búsqueda, encontraron a Yocelín asesinada en los pastizales.

El testimonio de dos mujeres, familiares de la niña, fueron clave para indagar sobre el presunto femicida. Ellas aseguraron que haber visto cerca de las 7:00 a Juan Carlos Rodríguez, uno de los primos, “caminar nervioso y con tierra en sus prendas”.

Eso llevó al fiscal Grassi a realizar un allanamiento de urgencia a las viviendas de la zona y a detener a Rodríguez. Como resultado del procedimiento, a 800 metros de la escena del crimen, encontraron una mochila con ropa ensangrentada que sería de la menor.

Los investigadores creen que Rodríguez ingresó a la vivienda donde dormía su prima, la alzó y le tapó la boca hasta llevarla al lugar donde finalmente abusó sexualmente de ella y la mató. “En principio creemos que actuó solo”, afirmó un pesquista consultado y detalló que el acusado “observó todo el procedimiento de la búsqueda”.

Compartir

Noticias relacionadas